Derma | Especialistas en tu Piel

Consejos de belleza  

Hábitos que empeoran tu acné
Publicado el 21/9/2017
 

El acné es una enfermedad inflamatoria que afecta directamente el folículo pilosebáceo, muchas veces ocasionada por una falla en el balance de la producción de grasa. Aunque no es 100% curable, puede tener increíbles mejoras donde los brotes son controlados, por lo tanto, para quienes lo padecen, es muy importante seguir buenos hábitos y evitar aquellos que lo empeoran como:

Exprimirte los granitos, recuerda que un folículo infectado (donde está el granito) tiene bacterias que, al tocarlos y exprimirlos, se pueden expandir a más partes del rostro infectando nuevos folículos.

Usar remedios caseros, ya que éstos no combaten la infección directamente y no eliminan las bacterias. Estos remedios, por lo general, sólo eliminan la grasa o el cebo natural del rostro, un cuento de nunca acabar, porque la piel seguirá produciendo cada vez más grasa para compensar la que se ha perdido.

No usar humectante, éste le brinda a la piel la grasa necesaria para estar suave y lucir saludable. Recuerda que el acné no tiene que ver con el tipo de piel que tienes, puedes padecer de acné y tener piel seca, no necesariamente piel grasa. Esto es un gravísimo error, porque muchas personas dejan de aplicarse humectante pensando que se ponen grasa y les brotará más acné. Al contrario, al mantener una piel humectada y sana favorecerás su mejoría tanto en la eliminación de la infección como en el proceso de cicatrización.

No lavar tus brochas para maquillaje, es como si nunca lavaras tu rostro y lo estuvieras contaminando diariamente. Las brochas también se infectan y pueden propiciar a contaminar más partes del rostro si no las limpias adecuadamente. Después de usarlas, límpialas con alcohol isopropílico y una toallita húmeda, lávalas a profundidad con jabón 2 veces al mes. En tu caso es recomendable que cambies todas tus brochas cada año.

Usar los cosméticos inadecuados, es decir todos aquellos hechos a base de aceites, ya que tapan los poros e intensifican la infección, pues no hay salida por la cual supurarla. Trata de encontrar productos hechos a base de agua y que estén marcados como “no comedogénicos”, ya que son productos especializados que han demostrado no tapar los poros.

Uso excesivo de cortisona, en general la cortisona es una hormona que produce nuestro cuerpo naturalmente en las glándulas suprarrenales para eliminar enfermedades y, en ocasiones, es suministrada como un medicamento que tiene como efecto secundario el brote de acné. Es recomendable su uso sólo en caso de enfermedades muy graves o para tratamientos muy específicos.

Una buena rutina de limpieza y el seguimiento específico de tus tratamientos indicados por tu médico especialista, ayudarán definitivamente a la mejoría de tu piel, trata de evitar lo más que puedas el sol usando un protector solar FPS 50 todos los días. También es altamente recomendable cambiar diariamente tu toalla de baño y las fundas de tus almohadas.

 
 

últimas Noticias

 
 
 

Rostro