Derma | Especialistas en tu Piel

Consejos de belleza  

El Factor de Protección Solar
Publicado el 21/7/2017
 

Cómo funciona y cómo aplicar el Factor de Protección Solar (FPS)

Para poder entender cómo funciona el protector solar y cómo se obtienen los resultados deseados a la hora de proteger la piel del sol, es necesario primero saber qué son los rayos solares UVA y UVB.

Rayos UVA y UVB

Los rayos UVB son conocidos como los rayos "ardientes" y los rayos UVA se refieren a los rayos del "envejecimiento". Los rayos UVA son la radiación ultravioleta entre 400-320nm de longitud de onda y los rayos UVB entre los 320-290nm de longitud de onda. Cuanto más corta es la longitud de onda, mayor es la energía de la radiación.

Los rayos UVA representan del 90 al 95% de la radiación UV que llega a la Tierra, la energía de éstos daña superficialmente las capas de tu piel y causa quemaduras solares. Los rayos UVA están presentes por igual a lo largo del día, y pueden llegar a penetrar las nubes y los cristales o vidrios. Estos rayos penetran en capas más profundas de la piel y pueden causar más daño y envejecimiento de las células que los UVB, en pocas palabras, ambos tipos de rayos UV contribuyen al envejecimiento Los rayos UVB constituyen del 5 al 10% de la radiación solar. Éstos son más fuertes entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde.

¿Qué es el FPS?

El Factor de Protección Solar (FPS) es una medida que indica el tiempo que una persona puede estar expuesta al sol antes de sufrir quemaduras. Representa el número de veces que se necesita para que la piel enrojezca o se irrite bajo radiación UVB utilizando un protector solar.

Un FPS alto no protege más que uno con menos FPS, si no que te da más tiempo de protección al exponerte al sol. Pasado este tiempo deberás aplicar nuevamente el protector solar.

Tu piel y el sol

Existen protectores solares que contienen sustancias específicas contra rayos UVB y UVA en uno solo.

Las pieles claras son más sensibles a la exposición solar que las pieles muy oscuras, debido a falta de melanina, sustancia cuya función es proteger la piel y el interior del organismo, ya que el color bronceado que te da la melanina forma un escudo que absorbe y neutraliza los rayos ultravioleta. En las pieles muy oscuras o negras, la melanina se produce naturalmente sin necesidad de ser estimuladas por el sol, pero en las pieles claras, los rayos UVB y UVA penetran profundamente en la epidermis causando fuertes quemaduras, de ahí la importancia de protegerla.

Cuídate de los rayos solares

Aunque tu organismo produzca melanina siempre debes protegerte del sol. Ningún producto protege al cien por ciento, por ello es importante que:

  • Trates todos los tipos de piel de igual manera.
  • Aplica un FPS con índice de 30 como mínimo y reaplica al menos cada 2 horas y antes si nadas.
  • Debes aplicar el bloqueador solar 30 minutos antes de salir al sol. Y el bloqueador solar para labios debes aplicarlo 45 a 60 minutos antes de exponerte al sol.
  • Evita las horas de máxima radiación y procura permanecer en la sombra.
 
 
 
 
 

Noticias Anteriores


Solares