Derma | Especialistas en tu Piel

Consejos de belleza  

Cuidados post solares
Publicado el 21/7/2017
 

El sol es importante para regular muchas de las funciones vitales en el organismo. Nuestro país ofrece un clima ideal para disfrutar de él y aprovechar algunos de sus beneficios como mejorar el estado de ánimo, activar el metabolismo, la circulación, mantener óptimo el sistema inmunológico y metabolizar la Vitamina D, entre otros.

El problema aparece cuando expones tu piel al sol sin protección y por periodos muy largos. Hace tiempo se pensaba que el estar bronceado era sinónimo de juventud y salud, pero la realidad es que la piel se deshidrata y pierde sus nutrientes, luciendo escamosa, manchada y con líneas de expresión. También, pueden generarse efectos agudos en ella como inflamación, comezón, ampollas, pigmentación o fotosensibilidad; y otros crónicos como el envejecimiento (arrugas), lesiones del ADN, edemas y hasta cáncer.

Una vez que te has expuesto al sol es importante que cuides tu piel. En el mercado existen productos especializados post solares que se encargan de devolverle a la piel del rostro y cuerpo sus nutrientes, reparan los tejidos, la hidratan, la humectan y evitan que envejezca prematuramente. Sus presentaciones varían y los puedes encontrar en cremas, geles, sprays o emulsiones con componentes desinflamatorios, regeneradores y antioxidantes.

Uno de los componentes más efectivo y utilizado es el aloe vera, que, además de ser un excelente desinflamante, humecta, refresca, regenera las celulas, cicatriza y previene la descamación; otro es la caléndula, que ayuda a descongestionar los tejidos e hidratarlos, y el mentol, componente con efectos vasoconstrictores.

Para regenerar la piel se utilizan sustancias que estimulan la producción de colágeno, elementos potentes para humectar y reconstruir las células como la vitamina A, vitamina C, manteca de cacao y la alantoína, componente químico proveniente de algunas plantas medicinales o hecho de manera sintética, que ayuda a reducir el tiempo de la cicatrización cutánea.

La vitamina C y la vitamina E son antioxidantes indispensables en el cuidado post solar, ya que éstas, al neutralizar los radicales libres, desintoxican y protegen la piel frenando el proceso oxidativo y cuentan con efectos nutritivos, humectantes, antiinflamatorios y cicatrizantes.

Así que después de exponerte al sol, es importante que cuides tu piel con los productos adecuados y si tienes alguna lesión acude al médico para que te revise.

 
 
 
 
 

Solares